Velocidad de Internet: Redes rápidas con móviles lentos

Durante los últimos años, los operadores de telefonía móvil españoles han invertido grandes sumas para desplegar redes de tecnología 4G que aceleren la velocidad con la que los usuarios pueden conectarse a Internet. Además, esta tecnología contiene lo que se denomina carrier aggregation o agregación de bandas, un método que permite a las compañías agrupar diferentes bandas de frecuencia para utilizarlas en la misma sesión de comunicación aumentando la velocidad de transmisión. Pero esto es sólo una parte de la ecuación ya que para asegurar altos mejores niveles de conexión; los móviles o tabletas deben ser también ultrarrápidos y aquí es donde los números no cierran.

Dentro de España, Vodafone es el operador que más ha invertido en estas tecnologías que, financiado por el programa Spring, ha desplegado miles de emplazamientos radioeléctricos con una banda de 800 MHz. Así, la operadora de telefonía ha logrado proveer una cobertura del 95,5 por ciento de la población con su red de 4G, que se une a las dos redes de 1800 MHz y 2600 MHz que ya funcionaban para mejorar la velocidad de conexión. En estos momentos, Vodafone dispone de de 4G en 950 municipios y en 100 de éstos la velocidad de la red alcanza velocidades de 350 megabits de bajada y 50 de subida. Por su parte, Movistar y Orange han continuado con la misma estratega e incluso Yoigo, ahora propiedad de MásMóvil, también brinda tecnología 4G aunque no disponen de la banda de frecuencias de 800 MHz.

Como bien hemos mencionado, el problema está en los móviles que necesitan que el chip sea capaz de aprovechar las ventajas del carrier aggregation. Esto ocurre en muy pocos dispositivos y sólo en los más potentes y caros del mercado; lo que significa que sólo un puñado de los clientes pueden disfrutar de altos niveles de velocidad en sus conexiones. El problema radica en que, aunque muchos de los diferentes teléfonos pueden utilizar las tres bandas de 800, 1800 y 2600 MHz respectivamente; unos pocos lo hacen con las tres al mismo tiempo.

Algunos de los teléfonos que pueden explotar el 4G son el Samsung Galaxy S7, el S7 edge y el iPhone 7, y su versión plus. Estos móviles, de la categoría 9, permiten descargar datos a 450 megabits por segundo y enviarlos por la red a 50 megabits con valores que van desde los 550 a los 1000 euros. Por otra parte, aquellos siete teléfonos enmarcados en la Categoría 6 descargan datos a 300 megabits y los suben a 50 con precios que van desde los 300 a los 580 euros en el mercado.

  • On 30 Diciembre, 2016
  • 0 Comments
  • 0 likes
Tags: internet, Velocidad de red

0 Comments

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *